Paralelos al valle del Aragón y siempre dentro de la comarca de la Jacetania, podemos remontar hasta cuatro valles pavimentados con puertos de distinta categoría. En la ruta que realizamos el mes de abril, ascendimos dos de ellos, enlazando además una triple ascensión que nos devolvía al valle de referencia. Más de 2500 metros de desnivel positivo en menos de 150 kilómetros.
Con la capital, Jaca, como punto de partida para completar un recorrido circular, tomamos la salida oeste, dirección Pamplona. Nos espera alrededor de una hora y media de rodar. Terreno favorable en el primer tercio con apenas tráfico, y falso llano desde Puente la Reina hasta Hecho donde la aproximación al primer puerto nos introduce de lleno en el paraje protegido del Parque Natural de los Valles Occidentales. 
Tras cuatro kilómetros con el firme algo trillado, tomamos el desvío hacia Gabardito (6,8 kilómetros). Asfalto impecable pese a ser una zona sombría, ideal para recorrer en verano. Una subida con porcentajes constantes, sin grandes paredes y con un final tendido.
60 kilómetros; todavía 80 por recorrer y cuatro cotas. Volvemos sobre nuestros pasos para atravesar de nuevo Siresa y Hecho, localidades en las que poder rellenar bidones si no lo hemos hecho en el refugio en el que coronábamos la primera ascensión. Deshaciendo los kilómetros que nos habían acercado hasta Hecho, nos desviamos a Jasa.
Pronto el Bisaurín (2668 m.) hace acto de presencia y nos acompaña en buena parte de esta segunda subida. Pese a contar con más de 12 kilómetros de ascensión desde Aragüés del Puerto, el terreno va picando para arriba desde el propio cruce que nos llevaba a Jasa. El paisaje, más cerrado en la parte baja, reverdece conforme pasan los kilómetros, conduciéndonos a unos tres kilómetros finales por encima del 8% y picos del 14% con un aspecto de alta montaña.
Refugio de Lizara. Techo de nuestra salida, 1540 m. Ya tenemos las dos subidas más largas en el bolsillo y aprovechamos una de las tres fuentes que nos ofrece el descenso -misma carretera que de subida- para repostar. 
Superamos Aragüés y entramos en Jasa. El medio kilómetro de acceso al pueblo te pone las piernas a tono para encarar una subida diferente. La de Puyarrón es una carretera sin mantenimiento invernal, con lo cual y pese a haber realizado obras recientemente, hay tramos en los que apenas queda asfalto -no recomendamos hacerla de bajada-.​​​​​​​

Esta es la primera del encadenado a través del Valle Escondido que nos espera hasta llegar a Castiello de Jaca. El collado entre Aísa y Borau y la última subida hasta la Sierra de los Ángeles completan el tríptico. Puertos cortos, que rozan el 15% en alguna ocasión e imprescindibles en la vuelta a Aisa que también podemos completar desde Jaca.

Estamos de vuelta. El retorno es rápido, con terreno descendente y en poco más de 20 minutos estamos en Jaca. Nosotros hemos tenido suficiente, pero si todavía te quedan fuerzas solo te queda rematar con la subida a Rapitán, 3 kilómetros al 8% y una buena panorámica de Jaca y la Val Ancha presidida por la Peña Oroel.


Cosas varias, que no van aquí salvo los enlaces de abajo (faltaría un video en horizontal para web y Facebook).
Reel Instagram
Historias para meter en Instagram y Facebook
Back to Top